La dieta del pepino para bajar de peso


Antes de que sigas leyendo, debes tener en cuenta que ésta dieta para adelgazar no la ha hecho ningún nutricionista (que se sepa) sinó que es algo que suele ir de generación en generación, un remedio casero para bajar de peso. Se trata de un método de adelgazamiento popular. 

Así que, antes de buscar la base científica a la dieta, ten en cuenta que seguro que ha sufrido variaciones desde su creación y que no se atribuye a ningún experto en la materia.

El pepino es un alimento con grandes propiedades tanto diuréticas cómo laxantes, de ahí que se utilice con más frecuencia de la que nos imaginamos, en muchas dietas para bajar de peso.

Con el consumo moderado de pepino, lograrás desintoxicar el cuerpo, estimular los intestinos, acelerar la digestión, mejorar la calidad de tu piel (seguro que te suena la imagen de una chica con lonchas de pepino en la frente), prevenir enfermedades cómo la diabetes, y mucho más.


Una vez dicho ésto, vamos a ver en qué consiste la dieta del pepino:


Cómo en la mayoría de casos de dietas dónde se permiten muy pocos alimentos, no se puede alargar demasiado. En éste caso, el límite está en una semana siguiendo este plan cómo mucho. Siempre que veas un método que se llame “La dieta de..” seguido del nombre de un alimento, deberá ser una dieta rápida.


La dieta consiste en una especie de ensalada a base de pepino que va a ser nuestro único alimento durante los días que la llevemos a cabo. A continuación te explicamos cómo debes preparar este plato:


  • 300 gramos de pepino en rodajas.
  • 10 gr de mayonesa (es raro verla en éste tipo de dietas).
  • Si no te gusta la mayonesa, puedes sustituirla por crema agria (aunque en menor cantidad).

Para aliñar el pepino con mayonesa puedes utilizar hierbas aromáticas, y, en una cantidad muy pequeña, algo de sal.

Podrás beber café o infusiones (a parte de agua), y si te quedas con hambre entre horas, podrás comer una manzana, pomelo, plátano o naranja, o si lo prefieres, un poco de pepino con yogur o gelatina.

Con el desayuno, puedes comer, además, una tostada de pan integral.


Este plato lo podrás comer 3 veces al día, por lo que sería recomendable prepararlo una sola vez por la mañana y dividirlo en 3 raciones iguales. Para hacerlo solo deberás multiplicar por 3 las cantidades que te recomendamos.

Quienes han probado ésta dieta aseguran haber perdido en una sola semana de 3 a 5 kilos. Te animas a probarla?

 

Deja un comentario