Dieta intermitente para adelgazar (la de las 8 horas)


La dieta intermitente es una nueva modalidad de régimen alimenticio que se acaba de sumar al amplio repertorio de regímenes para perder peso disponibles para las personas que quieren adelgazar.

Como cada dieta, este sistema para adelgazar tiene sus ventajas y sus inconvenientes que deben ser analizados en gran medida para poder elegir el sistema que mejor se adapte a nuestras necesidades o requerimientos.

La dieta intermitente o también denominada dieta de las ocho horas, ha sido diseñada por David Zinczenko y Peter Moore, entre otros regímenes que habían desarrollado anteriormente. Esta dieta consiste en comer todo lo que se quiera durante un lapso de tiempo de ocho horas, para proseguir después con un ayuno o intervalo de inanición de unas dieciséis horas.

Según sus creadores durante las ocho horas a las que deberá limitarse todas las comidas del día, podrán consumirse todo tipo de alimentos prohibidos en la mayoría de regímenes alimenticios siempre y cuando las cantidades no sean desmesuradas, se aboga por la no prohibición o restricción de ningún alimento en particular, haciendo énfasis en aquellos más beneficiosos para la salud, como frutas, verduras, carnes sin grasas, etc.

Durante la dieta intermitente, también se recomienda practicar ejercicio físico antes del desayuno para favorecer la combustión de grasas, puesto que según los desarrolladores de la dieta, han observado que la quema de grasas durante largos periodos de inanición es más rápida que durante las pautas habituales de comida.

 

Contraindicaciones de la dieta

 

Esta dieta no es recomendable para personas a las que les cueste controlar la ansiedad por la comida, puesto que propone largas jornadas sin comer, tampoco parece muy factible practicar ejercicio físico tras pasar dieciséis horas de ayuno, porque puede provocar mareos o desajustes en la tensión arterial.

La programación de las comidas tampoco parece la manera más saludable de perder peso, puesto que muchas personas pueden optar por menús poco saludables ante la fuerte ansiedad de haber pasado la mayor parte del día sin comer y caer en deficiencias nutricionales, por lo que en resumen este nuevo régimen no presenta a priori una forma sana y equilibrada de perder peso, siendo recomendable repartir las tomas en pequeñas comidas a lo largo del día teniendo muy en cuenta el aporte nutricional para evitar desajustes o problemas de salud.

Deja un comentario